Saltar al contenido

Perros

Mostrando 1–6 de 124 resultados

pienso-para-perros

A la hora de alimentar a nuestros perros tenemos varias opciones, siendo la mayoritaria el pienso para perros, pues creo que es la comida más cómoda para nosotros, puesto que apenas huele, no mancha y se puede almacenar en cualquier sitio sin necesidad de un frigorífico.

Si investigáis un poco para alimentar a vuestros perros, os daréis cuenta de que el pienso para perros es un mundo complejo, un mundo que no es fácil de entender puesto que la publicidad esta en medio y no ayuda a que lo entendamos bien.

Por eso, a lo largo de este artículo os voy a explicar por qué hay que dar pienso a vuestros perros, dónde podéis encontrar esos piensos y cuáles son los mejores, un asunto este último que despierta mucha controversia.

¿Por qué dar pienso a nuestros perros?

El perro es un animal carnívoro, como el lobo del que desciende. Hay defensores de dar esta dieta a los perros, de hecho hay una dieta para perros que se conoce como dieta BARF que se basa en dar carne cruda a los perros, pero lo cierto es que esta no es una dieta adecuada para nuestro tipo de vida.

Nuestros perros suelen vivir en pisos, en pequeños espacios cerrados en los que no es fácil alimentarlos con carne cruda, puesto que este tipo de alimentación mancha y si hace calor puede terminar convirtiendo nuestra casa en un nido de moscas.

De esta manera, desde hace ya muchos años la mayoría de los perros comen pienso, un alimento seco que se puede poner en un cuenco sin que manche y sin que huela, conservándose durante meses en su bolsa sin degradarse.

También tenemos que tener en cuenta que estos piensos suelen venir enriquecidos con vitaminas, minerales y algunos tipos de compuestos que mejoran la salud de nuestros perros, por lo que si el pienso para perros que le damos a nuestra mascota es de calidad, sus necesidades alimenticias estarán mejor cubiertas que con la carne cruda, la cual puede no aportar todos los nutrientes que un perro necesita.

¿Dónde comprar pienso para perros?

Hablar de dónde comprar pienso para perros es algo que tiene su razón, como vamos a ver a continuación.

Cuando vas al supermercado, incluso a alguna pequeña tienda de barrio, no es raro encontrar varias marcas de pienso para perros. Esto se magnifica en los hipermercados, en donde hay decenas de marcas de pienso, con sus sacos de todos los tamaños y de todos los colores.

Dicho esto, en estos lugares nunca deberías comprar la comida para tu perro. La razón es que en un supermercado es imposible encontrar un pienso de calidad y la razón está en los componentes que lleva el pienso.

Como he dicho antes, los perros son carnívoros, de manera que tienen que comer carne, o al menos su dieta tiene que estar compuesta en su mayoría por carne y no por otros productos.

Si te paras a mirar los componentes de los piensos de los supermercados te darás cuenta que en la primera posición casi siempre hay un cereal, que suele ser el arroz o el trigo. Esto significa que ese pienso está compuesto  por ese ingrediente en su mayor parte.

La posición en la que vaya la carne determinará su calidad. Cuanto más atrás vaya peor será el pienso, porque eso significa que lleva menos carne, el alimento fundamental de los perros. Además, tienes que tener en cuenta que la carne que llevan los piensos de los supermercados no es de calidad.

Lo normal es encontrarse con la palabra “subproductos animales”, o lo que es lo mismo, que para hacer ese pienso para perros se han usado despojos de otros animales en lugar de una carne de calidad.

Así, lo ideal es que compres el pienso para perro en una clínica veterinaria o en una tienda especializada, ya sea una tienda online o una tienda de animales de tu ciudad, pues en estos lugares vas a poder encontrar marcas de calidad.

Estas marcas se distinguen por el precio, que es mucho mayor que el de los piensos de supermercado, llegando a multiplicar hasta por cuatro el precio por kilo, un precio que puedes pagar a gusto, pues es la diferencia entre un pienso de mala calidad, que puede hacer enfermar a tu perro y uno que hará que tu perro viva muchos años.

¿Cómo encontrar un pienso para perro de calidad?

Ya te he adelantado algo en el párrafo anterior. Lo primero para encontrar un pienso de calidad es ir a una tienda especializada y después mirar sus componentes, pues a veces en los piensos caros también meten productos de dudosa calidad.

Así, en estas tiendas lo primero que tienes que ver, por encima de las marcas, es la lista de ingredientes del pienso, buscando que siempre esté la carne en el primer lugar y que además especifique qué tipo de carne se usa.

En los piensos de calidad, en los buenos de verdad, se usa carne de consumo humano, es decir, la misma carne que tú puedes encontrar en una carnicería para ti. Eso marca la diferencia entre un buen pienso y un pienso de calidad.

¿Está justificado el precio de estos piensos de calidad?

Verás que un pienso de calidad  puede estar entre los 7-10 euros el kilo. Es un precio elevado, pero no caro, porque hay que pensar que ese dinero es una inversión en la salud de tu perro, una especie de seguro que hará que tu perro viva más, y que sobre todo visite menos al veterinario.

Como pasa con los humanos, la salud comienza con la alimentación y si la alimentación no es buena la salud tampoco puede serlo, por lo que siempre tienes que dar a tu perro el mejor pienso que te puedas permitir.

Por suerte, gracias a las tiendas online, el precio que te he dado antes se puede rebajar, pues siempre hay ofertas por comprar dos sacos, descuentos en algunas marcas o incluso recompensas por fidelidad si compramos en el mismo sitio, lo que hace que la factura se rebaje sustancialmente.

Si tú siempre tratas de comer lo mejor, tu perro debería poder hacer lo mismo, por lo que deberías alejarte de los piensos baratos, que sólo conseguirán que tu perro enferme por carencias nutricionales.

Además, los piensos baratos no lo son tanto y te explico la razón. Cuando das pienso barato a tu perro te das cuenta de que come mucho y que las heces que hace son enormes. Eso significa que buena parte de lo que come no le sirve para nada a su cuerpo, que lo expulsa.

Sin embargo, cuando le das un pienso de calidad, puedes reducir mucho la razón, fijándote en la cantidad recomendada para el peso de tu perro. Además, verás que las heces son mucho más pequeñas y compactas, lo que significa que tu perro sí que está aprovechando los nutrientes de ese pienso.

De esta manera, si haces cuentas, al final el pienso barato no lo es tanto, más si a las cuentas añades las visitas al veterinario por una mala alimentación, visitas que no son nada económicas, como sabrás si has tenido que ir en alguna ocasión si tu perro se ha puesto enfermo.