Saltar al contenido

¿Los gatos pueden predecir terremotos?

gato tocando una puerta

Existen varios mitos sobre los gatos, mucho se dice de ellos, que si pueden predecir un terremoto, que si tienen el don de ver en la oscuridad, que si son más o menos inteligentes que los perros… en fin, intentaremos ahondar en algunos de los más popularizados. Una de las preguntas que suelen provocar es ¿tienen un sexto sentido?

El gato y sus facultades meteorológicas

En realidad, lo que tienen es una gran capacidad sensorial, es decir, un avanzado desarrollo de sus sentidos que les hace percibir ciertas cosas que los humanos no podemos y de allí la creencia popular de que pueden predecir los movimientos sísmicos. Existe un tipo de ondas causados por éstos, las llamadas ondas P, las cuales son aquellas que se propagan tan rápido que los gatos llegan a percibirlas mucho más rápido que las personas a través de la sensibilidad de sus patas. Asimismo, en sus bigotes tienen también receptores nerviosos extremadamente sensibles a la presión o al movimiento. No olvidemos que los mininos, por muy “monos” y tiernos que nos parezcan, tienen habilidades desarrolladas para la caza y la supervivencia, y son precisamente esas cualidades las que les permiten anticiparse a los sismos, pero no hay ningún misterio oculto.

Aunque otra de las teorías al respecto es que, en un movimiento sísmico, cuando las rocas friccionan con fuerza en el agua, liberan iones positivos que producen cambios químicos en la atmósfera al salir a la superficie, hecho que provoca un incremento en la serotonina de los gatos (la hormona responsable de la ansiedad y el estrés), es por eso que se los ve más inquietos antes de la llegada de un terremoto, sin que los humanos se percaten todavía del próximo arribo de tal fenómeno natural.

Sus sentidos más agudizados

Como hemos mencionado anteriormente, una de las características más llamativas de los felinos es que, como habrás notado en muchas oportunidades, tienen sus sentidos muy desarrollados. No es casualidad que gran cantidad de veces se queden mirando fijo un punto en donde aparentemente no hay nada. Por un lado, su vista es diferente a la nuestra, ya que su campo de visión es más amplio y, además, son capaces de ver hasta ocho veces mejor que nosotros durante las horas de oscuridad. Aunque, al igual que nos perros, no poseen las llamadas células cono rojo, lo que les impide percibir los colores rojo y rosa y les cuesta distinguir determinadas intensidades en los colores.

Por otro lado, en lo que a su audición se refiere, puede detectar muchísimas más frecuencias de sonidos que nosotros (señales, vibraciones y ondas), como así también, cuenta con un increíble sentido del olfato. En resumen, tiene una habilidad asombrosa para concentrarse en estímulos muy concretos, en los cuales centran toda su atención, agudizando todos sus sentidos, para detectar un sonido imperceptible a nuestros oídos humanos, cambios mínimos de temperatura o intuir componentes químicos en el aire.

Por eso, si encuentras a tu mascota mirando el vacío y parece que está mirando “la nada” seguramente estará pendiente de algo imperceptible para ti pero sin duda, tendrá mucho sentido para él y, aunque intentes descifrar qué es lo que le llama tanto su atención, lo más probable es que te tengas que quedar con la intriga.

Comida Deshidratada