fbpx Saltar al contenido

¿Por qué tener un hámster como mascota?

Hamster roborowsky

Cuando buscamos opciones para traer una mascota a casa siempre pensamos automáticamente en un perro o un gato, los más clásicos ¿verdad? ¿Y por qué no una tortuga, un loro, una cobaya o un hámster Roborowski?

Pues, estos pequeños animalitos son cada vez más populares, sobre todo entre los más peques de la casa, que los adoran y les encanta mimarlos, tenerlos en la mano, cuidarlos y jugar con ellos.

Y la verdad que es una decisión muy acertada porque son unos pequeños roedores muy graciosos, cariñosos, no requieren demasiados cuidados, ocupan poco espacio y son muy fieles. Sin embargo, antes de traer un hámster a casa, debes saber algunos conceptos básicos de cuidados que no puedes pasar por alto.

¿Cómo cuidar a un hámster?

Lo primero es ganarse su confianza y para eso nada mejor que tener preparadas unas cuantas golosinas para hámsteres, a las que no podrá resistirse. Se las puedes dar a través de los barrotes de la jaula. Poco a poco, ir abriendo la puerta para meter tu mano suavemente y que él mismo la tome con cuidado.

¡Ya tienes hecho el primer paso! Ahora prueba acariciarlo con delicadeza. Su primera reacción será esquivarte, aunque con el correr de los días te irás ganando su confianza hasta que te deje no sólo tocarlo, sino que también podrás sacarlo de su jaula y jugar con él, siempre con la técnica adecuada para que no se caiga ni se haga daño.

Los hámsteres son animalitos muy delicados, con un tamaño muy reducido y frágiles. En especial, el hámster Roborowsky, que es el más pequeño que existe. Eso sí, también es el más rápido así que te resultará muy gracioso verlo correr en su ruedita de manera incansable.

Puedes comprarle a tu hámster algún juguete especialmente diseñado para él y una jaula que le resulte segura y cómoda. Lo bueno de tener este tipo de mascotas es que son animalitos sumamente limpios y no causan malos olores, con lo que, su cuidado se torna sencillo, incluso para los más inexpertos.

¿Y qué comen los hámsteres?

Con respecto a la alimentación, es normal que te surjan dudas… ¿qué comida darle? ¿cuánta cantidad? ¿existe el pienso para hámster? Desde luego, tiene sus rutinas y sus horarios. Permanecen bastante tiempo despiertos durante la noche, aunque por el día suelen comer cada 2 o 3 horas, así que acuérdate de tenerle siempre algo preparado para sus “picoteos” diarios.

En su hábitat natural, este pequeño animalito se alimenta de semillas, plantas, insectos y granos. Por lo que, debes procurar que su alimentación se asemeje lo más posible a esa dieta. Es decir, una alimentación variada, con todos los nutrientes necesarios y prácticamente las cantidades que quiera, puesto que de forma instintiva se la administran muy bien y comen lo que necesitan, ni más ni menos.

Eso sí, si ves que aumenta demasiado de peso, acude al veterinario y sigue sus sugerencias, porque puede ser que justo te haya tocado una mascota algo sedentaria y sea mejor controlar sus raciones diarias. Una buena forma de garantizar que coma todo lo necesario, además de verduras frescas, semillas y zanahorias, es darle pienso para hámster.

Los piensos para hámsteres, al llevar semillas y cereales, están compuestos por minerales, proteínas, fibra y vitaminas. Con todos estos nutrientes también tendrá cubierta la cuota que requiere de carbohidratos y grasas. Sólo queda que le ofrezcas algo de frutas, verduras, frutos secos, hierbas, plantas y ¿por qué no? insectos. Sí, es una necesidad que tienen y la puedes cubrir por ejemplo con gusanos de la harina, saltamontes o grillos.

Un detalle sumamente importante que no debes olvidar… ¡el agua! Dale siempre agua en botella, para que no haya posibilidad que la vuelque si es que está en un cuenco y, además, que esté limpia y fresca. ¿Quieres convidarle con galletas para perros o croquetas para gatos? No le hará mal tampoco, por el contrario, son una buena fuente de proteínas y ayuda a desgastar los dientes.

Ventajas de tener un hámster como mascota

Estos roedores adorables son la elección en muchos hogares, sobre todo si hay niños en casa porque son muy cariñosos y el sentimiento es recíproco. Son sociables, fieles, les encanta jugar y se adaptan rápido a su nuevo hogar.

Como hemos mencionado anteriormente, son fáciles de cuidar, tranquilos, no ocupan mucho sitio y no suelen enfermarse, siempre y cuando mantengas su jaula limpia y lleve una dieta equilibrada y saludable. Si te preocupa el gasto, quítate ese peso de encima, ya que el pienso para hámster es bastante barato y, como no es propenso a enfermedades, no visitarás muy seguido al veterinario.

En definitiva, es una mascota encantadora, que no pasará desapercibida por tu vida, con la que te encariñarás al instante y vivirás momentos inolvidables de juegos y risas. Eso sí, también debes saber que su esperanza de vida es de 5 años aproximadamente, así que aprovecha cada momento que pases con él y disfrútalo al máximo, ya verás que te derretirá el corazón apenas lo sostengas en tus manos.

Comida Deshidratada